tabla de Santa Clara

tabla de Santa Clara

sábado, 26 de noviembre de 2016

Fraternidad monástica Abba Padre





 La fraternidad monástica Abba Padre nació en el año 1996 como respuesta a la inspiración de vivir una vida contemplativa adaptada a las nuevas necesidades de los hombres y mujeres de hoy, que buscan vivir la experiencia de la paternidad de Dios. Recogiendo elementos de la tradición oriental y combinándolos con la tradición monástica latina han creado un estilo propio de monjas contemplativas armonizando las dimensiones de soledad, fraternidad y misión. 


El Monasterio está ubicado en el pueblo de Los Cocos, diócesis de Cruz de Eje, en la provincia Argentina de Córdoba. Son vecinas de la fraternidad de los Capuchinos de La Cumbre, por lo que no solamente se han relacionado por la asistencia pastoral y la confesión sino también la identificación espiritual y el enriquecimiento mutuo. La espiritualidad franciscana es también un punto de referencia para la fraternidad.
La fundación ha sido aprobada canónicamente por la Iglesia como Monasterio autónomo en 2008. Hace un año han abierto una Casa filial del Monasterio en la cuidad de Paraná, provincia de Entre Ríos. Actualmente son 21 hermanas. 









jueves, 17 de noviembre de 2016

PALMAS, TOCANTINS

Mas o menos en el centro geográfico del inmenso Brasil, se encuentra el estado de Tocantins, con su capital, la cuidad de Palmas. Y hasta aquí también ha llegado el carisma de las Hermanas Pobres Capuchinas.
Tocantins es un estado nuevo, creado en 1988, y la cuidad de Palmas fue también creada para ser su capital en 1990. Todo aquí es nuevo, también la Iglesia, que va haciendo camino en esta arquidiócesis. Palmas tiene unos 200000 habitantes, y es considerada la capital mas caliente del país, con un clima tropical con estación seca.
Las hermanas capuchinas están en las afueras de esta cuidad desde hace 14 años, cuando llegaron las primeras fundadoras provenientes del monasterio de Irapuato, México. Tuvieron que afrontar muchas dificultades y de todo tipo, sobre todo al principio, para poder seguir adelante. Gracias al don de la perseverancia hoy continúan el camino 8 hermanas, 4 mexicanas y 4 brasileras, dando testimonio de una comunidad unida frente a las adversidades. Esta perseverancia ha forjado en ellas un sentido de pertenencia grande, con raíces fuertes simultáneamente en el carisma y en el lugar.
Su vida simple de campo trascurre entre la oración y el trabajo en la granja donde tienen puercos, gallinas, pavos, patos, etc..., la elaboración de pan y galletas para la venta y la confección de ornamentos litúrgicos.
El monasterio está pegado al seminario interdiocesano donde se preparan los futuros sacerdotes de todas las diócesis del estado.
El sueño de edificar la iglesia propia se esta concretando lentamente, gracias al apoyo de muchas personas que colaboran con su trabajo y apoyo, y al fondo Santa Verónica de solidaridad para las capuchinas.











miércoles, 9 de noviembre de 2016

JUINA, MATO GROSSO


El Mato Grosso (selva espesa) es un estado del Brasil de una enorme extensión en el limite con Bolivia al oeste del país. La cuidad de Juina dista de la capital Cuiabá unos 720 km. Su economía es principalmente agropecuaria y extractivista de leña y diamantes. El municipio cuenta con unos 40.000 habitantes.
Las hermanas Capuchinas llegaron a Juina hace 14 años, provenientes del Monasterio de Cortazár de México, por pedido del primer Obispo del lugar, para acompañar la formación de esta nueva diócesis. 

 Actualmente son 6 hermanas, 5 mejicanas y una brasilera. Una pequeña pero significativa fraternidad, que va testimoniando en esta Iglesia de periferia el valor de la vida de oración, pobreza y fraternidad.
Se dedican principalmente a tareas de campo, tienen vacas y gallinas, para el consumo propio y la venta. Comparten cotidianamente la oración y la Santa Misa con un grupo significativo de laicos y también con muchas personas que escuchan desde sus casas la Misa trasmitida por la radio diocesana. Un buen grupo entusiasta de personas ha comenzado a caminar en el espiritualidad franciscana de la mano de las hermanas conformando la Orden Franciscana Seglar.
Llevando una vida simple, con intensidad fraterna, en la pobreza del trabajo cotidiano y la confianza en la providencia, las hermanas van fraguando un estilo propio, en dialogo con la cultura del lugar. Con la confianza puesta en el Señor que enviará nuevas hermanas para continuar esta historia de presencia y testimonio.







jueves, 3 de noviembre de 2016

VISITA A BRASIL: MANAOS


Manaos se encuentra en el corazón de la selva tropical más grande del mundo, es la capital del estado de Amazonas y la cuidad más importante del norte del Brasil. Cuenta con más de 2 millones de habitantes y una intensa actividad económica. Situada cerca de la confluencia del río Negro con el río Solimões, tiene uno de los puertos principales del Brasil.

Hace 10 años llegaron a esta cuidad  las Capuchinas Sacramentarias, provenientes del monasterio de Lipa, Filipinas, instalándose en un hermoso convento en las periferias de la cuidad, al lado de una casa de retiros de los sacerdotes jesuitas. La comunidad está constituida por 6 hermanas, de las cuales 4 son de nacionalidad filipina y 2 mexicanas.
El toque distintivo de la comunidad es la adoración del Santísimo Sacramento, desde donde se comprende y desarrolla el carisma de hermanas pobres capuchinas. Con el apoyo y cercanía de los frailes capuchinos de la Custodia de Amazonia, van implementando el diálogo con la cultura local y con las jóvenes del lugar. Tienen un grupo de muchachas en acompañamiento vocacional en vistas a su ingreso como postulantes.


Afrontando los desafíos del diálogo cultural, las hermanas viven unidas su vocación y ofrecen a la Iglesia del lugar su testimonio y sostén orante, haciendo camino común con las otras fraternidades de Capuchinas del Brasil.