tabla de Santa Clara

tabla de Santa Clara

viernes, 12 de agosto de 2016

VISITA A THAILANDIA



THAILANDIA
Entre los días 25 de julio y 13 de agosto realicé la visita a la Federación “Santa Clara” de Tailandia. Pude con la gracia del Señor, visitar los diversos monasterios y también tener un encuentro federal con todas las abadesas y formadoras.
Tailandia es una monarquía de mayoría budista, que nunca fue colonizada por ningún país extranjero. De hecho “thai” significa libre. Tailandia es la tierra de los hombres libres.
Doy gracias a Dios por la experiencia clariana que han realizado nuestras hermanas en esta nación. El primer monasterio fue fundado en Ban Pong en 1936. Las primeras capuchinas provenientes de Italia arribaron después de viajar más de un mes por los mares.
El monasterio fue construido cercano a la parroquia y a la escuela que primero fundaron los misioneros franceses y luego encomendaron a los salesianos. También cercano está el hospital camiliano y el cementerio católico. Todo un polo de evangelización y educación, donde las capuchinas son el motor espiritual.
Con parecido esquema, se construyó el segundo monasterio, llamado “Mater ecclesiae”, en Bang Sen 

Arum, al sur del país, al lado de la escuela y parroquia salesiana, en el año 1972. Una comunidad que pronto fue floreciente de vocaciones y en grado de hacer nuevas fundaciones. Ahora cuenta con una veintena de monjas, y de todas las edades.
La comunidad de Phanon, situada más al sur, es de fundación más reciente, también junto al colegio y parroquia salesiana, sobre una pequeña montaña en tierra ganada a el bosque y la selva, donde las hermanas han logrado jardines hermosos y cultivado frutales diversos.
La comunidad de Udón, al norte del país, está ubicada dentro del terreno de la catedral. Esta iglesia fue fundada por los redentoristas y dedicada a la Virgen del Perpetuo socorro.  Viven actualmente aquí 11 hermanas.
También en la zona norte, se encuentra la comunidad de Tharé, dedicada a la “Reina de la Paz”. Alli las hermanas están muy unidas a una de las comunidades católicas más antiguas del país. Los Capuchinos tienen su convento y parroquia cercanos.
La comunidad de Sampran tiene la característica de estar vecina a los centros de estudio de la Iglesia, al seminario interdiocesano de Thailandia y al centro de formación de las religiosas. Un lugar apto para realizar los diveros cursos de formación de la federación.
Fue gracias a la insistencia de las hermanas, que en la década del 80 arribaron los frailes capuchinos para extender la Orden.

La realidad de vivir in medio de un pueblo de una gran mayoría budista es una experiencia digna de ser compartida con las hermanas de todo el mundo. Una cultura que tiene una gran valoración por la vida monástica y confía mucho en el poder de la oración de las hermanas, e incluso las apoya con su ofrenda con gran generosidad. 




FOTOS




martes, 9 de agosto de 2016

11 AGOSTO SANTA CLARA DE ASÍS

ORACION A SANTA CLARA

Clara, la de los ojos limpios,
ilumina nuestra mirada.
Ayúdanos a abrir el corazón
al misterio que nos envuelve,
para descubrir en los pliegues
de las personas y de las cosas,
Ayúdanos a abrir los oídos del alma
para escuchar con profundidad
la realidad que nos rodea.
Ayúdanos a hacer silencio de palabras
para que hablen nuestras manos
en el servicio y la entrega a los demás.
Clara, hermana y madre,
te pedimos que nos ayudes a crecer
en confianza y esperanza,
en fidelidad al Evangelio,
y en el amor a Jesús y a los hermanos. Amén.




lunes, 1 de agosto de 2016

LA INDULGENCIA DE LA PORCIÚNCULA Y EL JUBILEO DE LA MISERICORDIA


LA INDULGENCIA DE LA PORCIÚNCULA Y EL JUBILEO DE LA MISERICORDIA
En 2016 coinciden dos fechas: el aniversario de la indulgencia de la Porciúncula, querida por san Francisco para “mandar al paraíso a todos”, y el jubileo de la misericordia, querido por un Papa que de Francisco lleva el nombre. Dejando a los historiadores la profundización de su debate sobre la indulgencia de la Porciúncula, queremos aprovechar la ocasión de esta coincidencia de fechas que nos invita a profundizar el gran tema de la misericordia y del perdón en relación con nuestra tradición espiritual franciscana.