tabla de Santa Clara

tabla de Santa Clara

martes, 3 de noviembre de 2015

Celebración de los 350 años de las Capuchinas en Mexico

Con inmensa alegría, las Hermanas Clarisas Capuchinas han celebrado la memoria de los 350 años de la fundación del primer monasterio en tierra americana. En efecto, en 1665 se fundó el monasterio de “San Felipe de Jesús” en la ciudad de México con hermanas provenientes de Toledo, España.
Con la presencia del hermano Ministro general, el día 7 de octubre, se celebró la Eucaristía en el proto-monasterio,  situado en el tradicional barrio de Coyoacán, en el Distrito Federal y se bendijo la nueva Capilla conventual recién construida. Luego se compartió un almuerzo festivo ofrecido a las hermanas por bienhechores, y se concluyó el festejo con la música típica de los mariachis mejicanos.
El día 8 de octubre la gran cita fue en la basílica de Guadalupe, la casa de la Virgen Madre que es casa para todos. Un significativo lugar para la historia de las capuchinas, ya que las hermanas vivieron durante siglos al lado de la antigua basílica, custodiando con la oración la santa tilma de la imagen guadalupana. Acudieron hermanas de prácticamente todo México, y algunas llegadas de los Estados Unidos, Sudáfrica, Mozambique y España. También muchos hermanos capuchinos pudieron participar de la fiesta, los dos Custodios de México, el provincial de España,  además de frailes franciscanos menores y conventuales, obispos y sacerdotes seculares y numerosísimos fieles que brindaron su afectuoso acompañamiento.
El hermano Mauro, presidiendo la Eucaristía, invitó a las hermanas a continuar y proyectar esta historia de fidelidad de Dios, ofreciendo renovado el testimonio de la contemplación. Un humilde testimonio orante que las personas de hoy necesitan imperiosamente para entrar en una auténtica relación con Dios. La Santa Misa se prolongó en la mesa comunitaria para cerca de 1000 personas! Con las danzas típicas de México pudimos pasear musicalmente por distintas regiones y por una gran diversidad de culturas y ritmos.
Y el día 9 de octubre, la Casa de formación “Santa Verónica” acogió el tercer día de festejos. Dicha casa está cumpliendo 25 años desde su inicio, y ha significado una aportación clave para la formación y la interrelación de las capuchinas en México. Se realizó un encuentro de las hermanas con el Ministro general, donde se puedo compartir los desafíos de la realidad presente de las Capuchinas y los Capuchinos, para mirar hacia el futuro sin miedos, con esperanza auténtica.

Como familia capuchina, la gracia de celebrar esta rica historia de perseverancia y testimonio, nos da un impulso hacia el futuro, con la renovada convicción de la fuerza que surge de vivir la fraternidad y ofrecer el don del carisma al pueblo de Dios.